Cómo se abre una lata sin abrelatas: todos los métodos

Aunque parezca una situación demasiado hipotética, aprender cómo abrir una lata sin abrelatas es más útil de lo que crees.

Imagina que estás haciendo senderismo u otra actividad de supervivencia y la anilla “abre fácil” del envase se rompe. Y además, has olvidado incluir un abrelatas en tu kit de supervivencia.

Situaciones como esta hacen que métodos alternativos sea esencial. De hecho, como superviviente es necesario que conozcas estos trucos para salir de más de un aprieto.

En esta guía te mostraremos paso a paso los mejores métodos para abrir tus latas sin abrelatas.

Cómo abrir una lata sin abrelatas: El método de la cuchara

Una cuchara sopera de metal puede ser el sustituto ideal. Con un poco de presión y la ayuda de la fricción podrás romper la tapa de la lata. No obstante, solo es posible con una cuchara de metal (por ser más fuerte que el aluminio). Te recomendamos usar guantes para proteger tus manos.

Veamos a continuación el paso a paso de este método:

  1. Coloca el envase sobre una superficie recta y estable. Sostenla firmemente con tu mano menos hábil.
  2. Coloca el extremo de tu cuchara justo en el borde interior de la tapa del bote y sujétalo con firmeza.
  3. Aplica con fuerza un movimiento de un lado a otro, de modo que la punta de la cuchara frote un área pequeña de la tapa. La fricción aplicada empezará a reducir el grosor de esta. Sigue haciéndolo hasta que consigas ver una pequeña abertura.
  4. Mueve un poco la cuchara y sigue frotando para hacer el agujero más grande.
  5. Repite el paso anterior hasta completar el diámetro.
  6. Para finalizar, utiliza la cuchara como palanca y abre la tapa completamente.

Abre latas sin abridor: usa una navaja

Si no tienes a mano una cuchara de metal, puedes optar por una navaja, aunque implica mayor riesgo. Debes asegurarte siempre de proteger tus dedos y manos, por si se desliza.

El procedimiento es el siguiente:

  1. Coloca el bote sobre una superficie recta y estable.
  2. Pon la punta de tu navaja sobre el borde interior de la tapa.
  3. Sujeta el mango de la navaja con tu mano menos hábil de forma que quede totalmente vertical. 
  4. Golpea la parte posterior de la navaja suavemente con tu mano más hábil o con la ayuda de una pequeña piedra. La navaja irá perforando la tapa, hasta que hagas un pequeño agujero. No la golpees muy fuerte para no perder el control de la misma.
  5. Coloca la navaja al lado del agujero que has hecho y haz uno nuevo.
  6. Sigue el proceso hasta completar todo el diámetro.

Utiliza un cuchillo de cocinero

Un cuchillo grande de cocinero es otra herramienta útil para abrir una lata sin abrelatas. En este caso, utilizarás el filo de la parte final del cuchillo, es decir, la esquina de la hoja más cercana al mango. No usaremos la punta afilada, ya que la maniobra sería muy inestable.

Esto no funcionará con un cuchillo pequeño, ya que necesitas justo el peso de la hoja para perforar la tapa. Una vez más, este método puede ser peligroso. Usa guantes siempre que puedas y coloca tus manos y dedos alejadas del filo del cuchillo.

Veamos paso a paso este método:

  1. Coloca la lata en una superficie firme y estable. Nunca la coloques entre tus piernas o en tu regazo.
  2. Sujeta el cuchillo por el mango con firmeza.
  3. Coloca el borde final de la hoja del cuchillo contra el borde interior de la tapa del recipiente.
  4. Presiona con fuerza la base del cuchillo contra el borde del envase. Mientras presionas, puedes mover un poco el cuchillo hasta hacer una pequeña perforación. No golpees la lata, podría hacer que el cuchillo se deslizase lesionándote.
  5. Mueve un poco el cuchillo a un lado y repite la presión para realizar un nuevo agujero.
  6. Continúa alrededor de todo el diámetro.
  7. Finalmente, abre la tapa haciendo palanca con el cuchillo.

Cómo abrir una lata con alicates

Este método no es tan común, dado que no es una herramienta muy frecuente en contextos de supervivencia en la montaña. Sin embargo, es bastante efectivo. La idea es usar la fuerza de los alicates para eliminar el borde de la tapa de la lata. Los modelos de punta son los más apropiados para ello.

Veamos los pasos de este método:

  1. Como siempre, apoya el envase sobre una superficie firme y estable.
  2. Coloca los alicates sobre el borde de la tapa.
  3. Clava la punta y gira los alicates para debilitar el sellado de la tapa en ese punto.
  4. Repite el proceso en todo el diámetro.
  5. Al finalizar, podrás abrirla ejerciendo una ligera presión sobre la tapa.

Utiliza unas tijeras

Unas tijeras capaces de cortar metal también serán un instrumento útil para este objetivo. Deben ser gruesas, resistentes y de punta afilada. De lo contrario, se doblarán durante el proceso.

Sigue los siguientes pasos:

  1. Coloca la lata sobre una superficie estable.
  2. Clava la punta de tu tijera en el borde de la tapa hasta hacer un agujero.
  3. Saca las tijeras y clávalas de nuevo justo al lado del agujero que has hecho.
  4. Repite el proceso varias veces hasta que el agujero sea lo suficientemente grande como para deslizar la tijera y cortar la tapa.

Abre latas fácilmente con una piedra plana o bloque de cemento

¿Cómo abrir una lata sin cuchillo ni abrelatas? Si estás en una situación de supervivencia y no tienes a mano ninguno de los utensilios que te hemos mencionado, no te preocupes. Hay un método más rudimentario: el de la piedra o el bloque de cemento.

La idea es debilitar el sellado de la tapa mediante la fricción que se genera al frotarla contra una piedra. No obstante, es posible que entren en la lata pequeñas virutas. Por eso, revisa bien la comida o lávala antes de tomarla.

Veamos los pasos de este método:

  1. Busca una piedra plana, un bloque de cemento o una acera sobre la que puedas frotar la lata. La superficie debe ser áspera.
  2. Coloca el recipiente boca abajo.
  3. Frótalo sobre la piedra. Lo ideal es realizar un movimiento circular hasta que notes algo de humedad en la piedra. Es importante que compruebes constantemente el estado de la tapa para saber cuándo está a punto de romperse (o tu comida se derramará por completo).
  4. Haz palanca en la tapa con ayuda de una navaja o cuchillo. Si no tienes, presiona con tu mano para abrirla. Si esto sigue sin funcionar, usa una pequeña piedra para golpear y terminar de retirarla.

Abrir latas sin abridor: consejos y advertencias

¿Sabes cómo abrir latas de conservas? Sigue los siguientes consejos y advertencias cuando no cuentes con un abrelatas:

Consejos

  • Pide prestado un abrelatas (si puedes). Aún estando de acampada, puede que encuentres a alguien cerca que tenga uno.
  • Compra un abrelatas de supervivencia desmontable. Son fáciles de llevar y podrás incluirlo en tu kit de supervivencia.
  • Si no te queda más opción que aplicar algunos de los métodos aquí descritos, toma todas las precauciones posibles.

Advertencias

Ninguno de estos métodos es perfecto y tienen cierto riesgo. Hazlos con cuidado y utiliza guantes.

  • No intentes abrir la tapa de una lata utilizando un cuchillo como si fuera un serrucho. Es un método muy poco efectivo y peligroso. Dañará tu cuchillo y llenará de virutas tu comida.
  • Nunca consumas el contenido de una lata rota o perforada con anterioridad. Es muy probable que contenga bacterias o esté descompuesta. De todas formas, en el caso de alimentos como sardinas y otras conservas te darás cuenta de ello por el olor.
  • Siempre que no uses un abrelatas es posible que virutas y astillas de metal caigan en la comida. Revísala cuidadosamente con una buena iluminación. Donde descubras destellos, habrá residuos de metal.

Otras técnicas de supervivencia y artículos que te pueden interesar:

santi torres

Santi Torres

Autor y Editor de Noreste Club

Experto en supervivencia en la montaña. Me apasiona la aventura, la naturaleza y poder superarme día a día. Aprendo y divulgo todo lo que sé.

Deja un comentario